Fono: 2 2985 8618
ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0
  • El temor de institucionalizar

    El temor de institucionalizar

    ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0

    Son muchas las personas que se encuentran en esta situación:

    Tengo a mi papá, (mamá, abuelo, abuela, tío, tía, etc.,) enfermo, postrado en casa y lo tengo que cuidar yo, dejando varios aspectos de mi vida de lado para cuidarle o no pudiendo trabajar, pero tengo miedo de ingresarle a un “hogar de ancianos”.

    Existen muchos mitos, pero lo primero que debemos hacer es eliminar de nuestro diccionario el “hogar de ancianos” y llamarles “Residencias de adulto mayor” o por su nombre técnico: “Establecimiento de larga estadía para adultos mayores”.

    Hemos visto en televisión tantas historias, en que la gente “abandona” a sus familias en hogares, donde los maltratan, no los asean, no les dan de comer, y los “amarran”.

    Dichas situaciones lamentablemente suceden, pero en lugares donde las normativas mínimas exigidas por ley no son cumplidas y en donde ni la cantidad, ni calidad tanto del personal y dependencias, no alcanzan el mínimo estándar. A veces el desconocimiento nos lleva también a malinterpretar situaciones.

    Pensar en que “abandonamos” a nuestro familiar en una residencia no es necesariamente correcto cuando buscamos el lugar que brinde los cuidados adecuados para su familiar y que usted misma siente NO ES CAPAZ DE REALIZAR. “Me siento sobrepasada”, “no puedo trabajar, ni salir”, “he perdido mis amistades”, “no estoy segura de estarlo haciendo bien”, “hago lo que puedo”, son algunas de las típicas frases que nos avisan que está sucediendo: el estrés del cuidador.

    Si usted no siente que es capaz de darle los cuidados, tiene como opción solicitar un cuidador formal o valorar la opción de ingresarle a una residencia.

    No te angusties, te daremos tips:

    -        Existen empresas, como la nuestra y otras, que otorgan servicio de cuidadores en domicilio. Importante es que sea una empresa seria y que su personal esté calificado para el trato con adultos mayores.

    -        Si se siente agobiado, ¡solicite ayuda! Asesórese con profesionales especialistas en el trabajo con personas mayores con dependencia.

    -        La residencia no es el fin, busque una que cumpla con todas las normativas vigentes, que hagan sentir a su familiar como en casa y con los cuidados de salud correspondientes.

    -        Pregunte sobre las actividades que realizan, prefiera siempre los que fomenten las actividades lúdicas, físicas y los cuidados de salud, por sobre la hotelería y el aislamiento social.

    -        Prefiera lugares donde la atención sea personalizada, residencias con pocos cupos, que fomenten la interacción social, el cuidado y que adapte la rutina a las propias de cada usuario.

    En Grupo 5 nos preocupamos por tu salud y la de tu familia. El servicio de “respiro al cuidador” otorga asesorías, programa de atención domiciliario PAD  y nuestra residencia centro El Ceibo.

    Escribe un comentario →
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR